Abogados de Inmigración

Empezar una nueva vida en un país distinto al del nacimiento es una decisión muy difícil de tomar. Pero, al desear empezar una nueva vida en un país como los Estados Unidos puede ser aun mas difícil debido a la gran cantidad de requisitos que se deben cumplir. Si estas planeando mudarte en los EE.UU. debes estar preparado de enfrentarte con mucho papeleo y algunos problemas legales. Afortunadamente, un abogado especializado en Inmigración te puede ayudar a atravesar todo el proceso necesario fácil, rápido y sin muchos costes.

No debes tardar en pedir consejo de un abogado de inmigración, nosotros te ayudamos a encontrar el mejor abogado de inmigración para ti y tus posibilidades financieros.

Elige tu Estado :

¿Sabías que...?

La inmigración es el acto de entrar en un país con la intención de vivir permanentemente y / o trabajar allí. Las leyes de inmigración de los Estados Unidos abarcan una amplia gama de situaciones que involucran a una persona de un país extranjero que viene a este país, ya sea para una visita temporal, o para vivir permanentemente.

Millones de hombres y mujeres de todo el mundo han emigrado a los Estados Unidos. De hecho, la inmigración ha convertido a Estados Unidos en una potencia mundial, especialmente en términos de crecimiento económico. Pero las actitudes hacia los nuevos inmigrantes han cambiado entre favorables y hostiles durante más de dos siglos, y las leyes de inmigración han seguido a menudo estas actitudes.

El sistema de inmigración estadounidense principalmente otorga el estatus de inmigrante basadose en factores como la reunificación familiar, las habilidades laborales en demanda y la inversión de capital. El sistema de inmigración también cubre a los refugiados y solicitantes de asilo, y proporciona una "lotería" para el estatus de inmigrante a las personas que tienen necesidades menos urgentes de inmigración. El procedimiento para obtener el estatus legal de inmigrante dependerá, entre varios factores, del camino que puedes seguir basándote en tu empleo, educación y situación familiar.

Las Leyes de Inmigración de los Estados Unidos

Vivir en los Estados Unidos trae muchas responsabilidades y obligaciones. Hay leyes procesales y requisitos que deben seguirse por aquellos que desean entrar y permanecer en los Estados Unidos por cualquier período de tiempo.

Las leyes de inmigración regulan cómo un individuo del extranjero puede calificarse para una visa y bajo qué circunstancias ese individuo puede ser deportado. Hay muchas clases diferentes de visas temporales y permanentes. Dependiendo del propósito de tu entrada, hay una visa que es adecuada para ti.

Los que ya están en los Estados Unidos también deben cumplir con las leyes de inmigración. Gran parte de los inmigrantes que residen legalmente en los Estados Unidos tienen una tarjeta verde, o visa permanente. Mientras que aquellos con tarjetas verdes pueden tratar de ser ciudadanos, también deben mantenerse alejados de las actividades que pueden llevar a la deportación. Siempre es aconsejable hacer todo lo posible para residir legalmente dentro de los Estados Unidos.

La ley de inmigración es una de las áreas más complicadas de la ley estadounidense y puede ser un sistema muy complejo que no mucha gente lo puede entender. Si necesitas ayuda para resolver un problema de ley de inmigración, debes contactar un abogado de inmigración.

Solicitantes de Ciudadanía y Naturalización

Desear ser ciudadano de los Estados Unidos es una decisión personal. Entender el proceso de naturalización y tener la información correcta es muy importante. Los siguiente información te ayudará a aprender más sobre los requisitos de elegibilidad y el proceso de solicitud.

Procedimientos de deportación o remoción

Un no residente puede ser deportado de los Estados Unidos de varias maneras que incluyen ser arrestado como inmigrante, tener una solicitud que es rechazada por USCIS, o tener una solicitud de asilo denegado. Los derechos de un inmigrante y la demanda de alivio serán decididos por un juez de inmigración.

Visas Permanentes o Tarjetas Verdes

Si eres un inmigrante en los Estados Unidos, hay varios tipos diferentes de visas que puedes utilizar para poder permanecer en el país dependiendo de si estas interesado en una estancia corta o residencia permanente.

Asilo Político y Refugiados

Si eres un inmigrante en los Estados Unidos que esta huyendo de la persecución o disturbios civiles de su país de origen, puedes ser eligible para un asilo político que te permite permanecer dentro del país en lugar de volver a casa y hacer frente a posibles amenazas.

¿Cuál es el papel de un Abogado de Inmigración?

El papel de un abogado de inmigración es algo único en comparación con otros tipos de abogados. La mayoría de los abogados de inmigración pasan su tiempo ayudando a las personas que están teniendo dificultades para hacer frente a los requisitos de inmigración.

El papel de los abogados de inmigración suele ser el de un asesor o consejero de ciudadanos extranjeros y de los inmigrantes que deben interactuar con las autoridades de inmigración de los EE.UU. Los abogados de inmigración brindan asesoramiento y orientación para asuntos tales como solicitudes de visa, tarjetas verdes, ciudadanía y naturalización, asuntos de deportación y empleo para no ciudadanos.

Los abogados de inmigración pasan mucho menos tiempo manejando disputas civiles en el tribunal que otros tipos de abogados. En cambio, suelen actuar como mediadores entre los clientes y las autoridades de inmigración, como los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS).

Por otro lado, los abogados de inmigración hacen comparecencias ante los jueces de inmigración si un cliente se enfrenta a una audiencia de inmigración. Muchos abogados de inmigración también manejan asuntos que involucran una interacción entre la inmigración y las leyes penales.

¿Qué puede hacer un Abogado de Inmigración para ti?

Cada relación abogado-cliente es diferente. Por lo tanto, tienes derecho y debes preguntar a tu abogado exactamente lo que puede hacer para ti.

Un abogado de inmigración debe estar dispuesto a:

  • Asesorarte sobre tus opciones de inmigración;
  • Revisar los formularios de inmigración y asegurarse de que se les responde de la manera correcta y completa;
  • Te ayudará a tomar decisiones informadas basadas en tu situación de vida actual;
  • Remitirte, si es necesario, a abogados especializados en otras áreas del derecho, tales como derecho penal y derecho de familia;
  • Trabajar contigo para apelar una decisión desfavorable de USCIS y si es necesario, te representará en la corte.

¿Qué no hará un Abogado de Inmigración para ti?

Todos los abogados están sujetos a ciertos estándares morales y éticos que les prohíben representarte de cualquier manera que tu elijes.

Aunque tu abogado trabaja para ti y mantiene tu mejor interés en mente, no puede:

  • Archivar documentos que contengan información falsa o engañosa; o,
  • Trabajar para obtener un estatus de ciudadanía para el cual no estás calificado.

¿Cuándo puedes necesitar un Abogado de Inmigración?

La mayoría de las personas contratan a un abogado de inmigración cuando necesitan ayuda para presentar una solicitud para algún tipo de documento de inmigración, como una visa o una tarjeta verde. Esto es especialmente cierto cuando la persona es incapaz de entender completamente los diversos requisitos de la ley de inmigración.

Hay ciertos casos cuando la contratación de un abogado de inmigración es absolutamente necesaria. Algunas de estas situaciones incluyen:

  • Si un solicitante ha sido condenado por un delito: Casi todos los formularios del USCIS preguntan si el solicitante ha sido condenado por un delito. El solicitante debe revelar su expediente criminal entero, incluso para las cargas que fueron caídas o expurgadas. Generalmente no es necesario contratar a un abogado criminalista; Los abogados de inmigración siempre entienden cómo la inmigración y el derecho penal se superponen.
  • Si las solicitudes de inmigración anteriores han sido denegadas: Un abogado de inmigración será capaz de determinar por qué la solicitud fue denegada. También puede determinar si es posible apelar la solicitud o volver a aplicar más tarde en el futuro.
  • Si la persona ha sido previamente deportada o excluida de la entrada en los Estados Unidos: A veces la deportación o la exclusión significa que la persona está permanentemente no puede hacer futuras solicitudes. Un abogado de inmigración puede proporcionar asesoramiento sobre los efectos de la deportación y la exclusión.
  • Si un solicitante tiene una condición médica: Algunas, pero no todas las condiciones médicas pueden impedir que una persona obtenga residencia en los Estados Unidos (por ejemplo algunas enfermedades contagiosas).
  • Cuando un solicitante está esperando un tiempo excesivamente largo durante el proceso de solicitud: Los abogados de inmigración están familiarizados con los procesos de solicitud, incluyendo los plazos y los tiempos de espera. A veces, un abogado puede ayudar al solicitante a obtener un trámite rápido o acelerado.
  • Si el solicitante necesita una visa basada en el empleo, pero su posible empleador no le está ayudando con cuestiones de inmigración: El procesamiento de visas basadas en el empleo puede ser complicado. Un abogado de inmigración puede ayudar a asegurar que los futuros empleadores cumplan con sus obligaciones para los futuros trabajadores inmigrantes.
  • Si el matrimonio del solicitante con un ciudadano de los Estados Unidos fue terminado antes de que se eliminaron la condición de estar casado de su estado de residencia permanente: Las solicitudes de visa basadas en matrimonios se suelen presentar conjuntamente. Si el matrimonio se ha terminado debido al divorcio o la muerte, puede ser particularmente difícil probar que el matrimonio no fue fraudulento.
  • Si un solicitante está tratando de ajustar su condición de residente permanente, pero recientemente se divorció y se casó con un ciudadano estadounidense diferente: El principal problema aquí es que el primer matrimonio puede ser sospechoso de ser una estafa. Un abogado de inmigración puede ser necesario para demostrar que el primer matrimonio fue legítimo.
  • Si una persona está inmigrando a los Estados Unidos con su familia y sus hijos podría llegar a la edad de 21 años antes de que se conceda el estatus de residente permanente: La elegibilidad para el estatus de residente permanente es diferente para niños menores de 21 años. Un abogado puede ayudar a determinar el mejor método de solicitudes para los hijos de los inmigrantes.
  • Si el solicitante ha iniciado el proceso de solicitud pero no sabe qué hacer a continuación: A veces USCIS puede solicitar documentación adicional o documentación para apoyar la reclamación de un solicitante. Trabajar con un abogado desde el principio del proceso puede ayudar a prevenir retrasos e incluso puede hacer que el proceso sea más rápido.

¿Es necesario tener un Abogado de Inmigración?

Debido a la complejidad de la ley de inmigración, puedes beneficiar enormemente del conocimiento y la experiencia de un abogado de inmigración. Tu estado de ciudadanía afectará a si puedes entrar, permanecer en el país, o debes salir de los Estados Unidos. Por lo tanto, sin un abogado vas a tener que familiarizarte con la ley de inmigración de los Estados Unidos, varios requisitos y plazos de solicitud. Muchas aplicaciones tardan varios meses o incluso años en completarse y, en situaciones como esa, si algún problema con las leyes o procedimientos de inmigración surge, un abogado de inmigración puede ser de mucha ayuda. Trabajar con un abogado puede ahorrarte mucho tiempo y frustración al tratar de resolver los diferentes requisitos. Además, si tienes una audiencia de inmigración, un abogado puede estar presente para asegurarse de que tus intereses están totalmente protegidos.

No hay leyes o regulaciones que requieren que contrates a un abogado para hacer tu papeleo de inmigración o que te acompañe a las reuniones. Tienes el derecho de recopilar información y representarte en los procedimientos de inmigración por tu cuenta. Sin embargo, las formas de inmigración pueden ser difíciles de entender y engañosas. En la mayoría de los casos, si alguna de la información presentada a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) es incorrecta o incompleta, tu solicitud no será procesada e incluso puede ser denegada. Trabajar con un abogado puede ayudar a aliviar tu confusión y aumentar tu comprensión del proceso de inmigración.

¿Cuánto costará contratar a un Abogado de Inmigración?

Dependiendo del abogado con el que eliges trabajar, se te puede cobrar por hora, por el tipo de trabajo realizado o por el tipo de formulario que se presenta. Es importante que entiendas completamente los arreglos que haces con tu abogado (lo que afectará sus costos), incluyendo información como:

  • Exactamente lo que quieres que haga tu abogado;
  • Cualquier cargo adicional que se pueda incurrir durante el proceso de solicitud; y
  • Cómo y cuándo debes pagar.

Es posible que tengas que pagar una cuota de consulta inicial, y una tarifa por los servicios del abogado. La cuota de consulta inicial puede ser desde $ 100 a $ 250, o más. Algunos buenos abogados ofrecen consultas gratuitas. Pero muchos han decidido que no pueden permitirse no recibir dinero por la consulta inicial, ya que muchos inmigrantes no tienen visa o no se puede hacer nada para arreglar sus situaciones, lo que significa que el abogado no obtiene ningún trabajo después de la consulta inicial. Debes estar listo para pagar una tarifa razonable por la consulta inicial, pero no firmes ningún contrato para servicios adicionales hasta que te sientes seguro de haber encontrado al abogado adecuado. Esto generalmente requiere consultar con al menos dos o tres abogados primero.

Normalmente, los honorarios variarán según la región de los Estados Unidos en que tu abogado tiene que trabajar, pero, algunos honorarios de inmigración típicos son:

  • Solicitud de Autorización de Empleo (Permiso de Trabajo): 250-500 $
  • Solicitud de Ciudadanía / Naturalización: 500-1.200 $
  • Solicitud de Tarjeta Verde a base de familia: 800-1.500 $
  • Peticiones basadas en el empleo: 1,500-5,000 $
  • Solicitud de Asilo: 1,000-3,000 $
  • Solicitud de ajuste del estado: 600-1.200 $
  • Defensa ante la deportación: 2,000-10,000 $ (y puede ser aún más caro si complejas estrategias de defensa son necesarias)

Según los servicios que necesitas, puedes tener que pagar más o menos dinero, por ejemplo, para recibir ayuda para completar una solicitud de residencia puedes pagas entre 200 $ y 800 $, por otro lado, el coste de ser representado en un tribunal de inmigración puede llegar hasta 10 000 $.

Si el abogado pide una tarifa por hora en vez de por servicios, esperate pagar entre $ 100 y $ 350 por hora.

Los abogados que trabajan para grandes bufetes de abogados pueden cobrar más que los abogados que trabajan por cuenta propia o con una empresa más pequeña. Los grandes bufetes de abogados tienen gastos "generales" que necesitan recuperar, y el costo lo pasan al cliente. Por otro lado, los grandes bufetes de abogados tienden a contratar a abogados que tienen el apoyo y los recursos de la firma a su disposición, como consecuencia, vas a recibir un buen servicio en la mayoría de los casos.

Hay muchos excelentes abogados de inmigración que no trabajan para grandes firmas de abogados. Algunos han llegado ser tan bien establecidos que pueden cobrar tarifas más altas. La ley de inmigración es un campo donde la experiencia cuenta: este campo es tan complicado que se tarda años en comprender todo. Si encuentras un abogado de inmigración que cobra menos, no significa necesariamente que él o ella no es bueno o experimentado, algunos abogados pueden mantener sus tarifas generales bajas, aún estar en proceso de crearse un nombre en el negocio.

Los abogados que cobran tasas más altas no siempre son los mejores y los que ofrecen tarifas bajas no siempre son peores. Lo mejor es elegir un abogado según sus reseñas y experiencia, pero, bajo ninguna circunstancia, no contrates a un "notario", "consultor" u otro pretendiente.

¿Qué pasa si no puedes pagar por un Abogado?

Si los honorarios de los abogados están fuera de tu capacidad de pago, pero todavía necesitas ayuda legal, tienes varias opciones. Una es pedirle al abogado que divida el trabajo contigo. Usando este arreglo, el abogado manejaría tareas discretas solamente, en la tarifa por hora: quizás puede asesorarte sobre el problema que te pone en dificultad, revisar un documento, o asistirte a una entrevista. Tu manejarias el trabajo de papeleo, como llenar los formularios de solicitud y traducir o escribir documentos, declaraciones, cartas y más.

Ten en cuenta que si bien muchos abogados pueden ser contratados para darte consejos sobre una base horaria, la mayoría no desean entrar en un acuerdo mixto a menos que estén seguros de que no tendran que arreglar cualquier cosa que puedes hacer mal. Por ejemplo, un abogado podría no estar de acuerdo en representarto en una entrevista con USCIS si el abogado no fue contratado para revisar tus formularios y documentos antes de enviarlos a USCIS.

Otra opción es buscar una organización sin fines de lucro que ayude a las personas con casos de inmigración. Algunos ofrecen servicios gratuitos, mientras que la mayoría cobran tarifas reducidas. El gobierno de los Estados Unidos se negó a otorgar fondos a las organizaciones que prestan servicios a los inmigrantes indocumentados, lo que significa que la mayoría de las organizaciones sin fines de lucro dependen de fuentes privadas de ingresos y son perpetuamente bajos en fondos. El resultado es que, sin importar cuánto desean ayudar, muchas organizaciones sin fines de lucro tienen muchos casos y tal vez no pueden aceptar tu caso en absoluto.