Abogados de Inmigración en Arkansas

Un buen abogado de inmigración de Arkansas te puede ayudar a resolver rápido tus problemas de inmigración y a pasar por todos los procedimientos de inmigración sin esfuerzo. Si deseas vivir, trabajar o simplemente estudiar en los EE.UU. tienes que pedir la ayuda de un abogado para no enfrentarte a retrasos y errores. Elige el abogado adecuado para ti de nuestro directorio y podrás decir que eres ciudadano de los EE.UU en poco tiempo.

Elige tu Ciudad :

¿Sabías que...?

Hay un montón de papeleo para hacer durante el proceso de inmigración, y puedes sentirte abrumado cuando intentas por primera vez preparar los formularios de inmigración. Puedes comenzar a preguntarte si necesitas contratar a un abogado de inmigración para administrar el proceso. Sin embargo, si tu caso es bastante sencillo, deberías ser capaz de manejar las cosas por tu cuenta. Aun así, hay buenas razones, para contratar a un abogado de inmigración para manejar tu caso.

Si te enfrentas a un obstáculo durante el proceso, es posible que necesites asistencia legal para resolver el problema. Si tu situación de inmigración es complicada, o si simplemente no tienes tiempo ni confianza para preparar los formularios tu mismo, podrías beneficiarte de la ayuda de un abogado de inmigración.

¿Qué puede hacer un Abogado de Inmigración para ti?

Explorar todas las opciones. Hay muchas maneras en que una persona puede obtener residencia permanente legal o autorización para trabajar temporalmente en los Estados Unidos. Un abogado de inmigración puede analizar los hechos específicos de tu caso y determinar TODAS las opciones posibles. Esas opciones pueden entonces ser discutidas y evaluadas para determinar la mejor trayectoria posible a seguir.

Preparar y presentar documentos. Un abogado de inmigración, una vez contratado, puede preparar y presentar solicitudes / peticiones para ti. Tener a alguien bien informado y experimentado a preparar tus documentos puede ayudar a evitar posibles problemas y retrasos. Un abogado de inmigración experimentado debe estar completamente familiarizado con los procedimientos del gobierno y puede ayudarte a evitar las trampas comunes.

Representarte con el INS o en el tribunal. Una vez que hayas contratado a un abogado de inmigración, no tendrás que comunicar directamente con el gobierno. Toda la comunicación debe ser dirigida hacia tu abogado, quien puede aconsejarte sobre el curso de acción apropiada. No necesita descifrar las instrucciones del gobierno y las regulaciones por tu cuenta.

Cómo elegir un buen Abogado de Anmigración

Si vas a contratar a un abogado de inmigración, tienes que hacer tu tarea. Un buen abogado puede valer su peso en oro, mientras que uno malo puede simplemente añadir a tus problemas. Aquí hay algunos consejos para tener en cuenta durante tu búsqueda de un buen abogado.

Obten referencias. Pregunta a tu familia, amigos o colegas si conocen algún abogado de inmigración. Incluso si no han pasado por el proceso de inmigración ellos mismos, pueden ser capaces de conocer a alguien que ha utilizado los servicios de un abogado de inmigración. La gente es rápida en recomendar un buen abogado e incluso más rápida para nombrar uno malo, que puede ser de gran ayuda cuando estás comenzando tu búsqueda.

Búsqueda en AILA. Si no encuentras el abogado adecuado para ti en nuestro directorio, busca en el sitio web de la American Immigration Lawyers Association (AILA). AILA es una asociación nacional de abogados que enseñan y practican la ley de inmigración, por lo que puedes estar razonablemente seguro de que estas tratando con alguien que entiende las leyes y políticas de inmigración. Si estas comenzando tu investigación desde cero, puedes buscar un abogado en tu área. Si te han dado los nombres de algunos abogados, puedes mirarlos para ver si son miembros. Aunque la membresía en AILA no es un requisito para practicar la ley de inmigración, la membresía puede ser una buena indicación del nivel de compromiso de un abogado con la práctica.

Entrevista a los abogados. Entrevista a abogados potenciales para encontrar uno que se adapte a tus necesidades. Pregúnteles si tienen alguna experiencia con tu tipo de caso. La ley de inmigración es una especialidad enorme, así que quieres un abogado que esté familiarizado con tu tipo de caso. Si los abogados proporcionan referencias de clientes, utiliza esos contactos para obtener una mejor comprensión de los estilos de trabajo de los abogados.

Compara los honorarios. Algunos abogados facturan por hora, mientras que otros cobran una tarifa plana. Pregunta si pueden haber costos adicionales tales como gastos de envío, mensajería o cargos de larga distancia.

Comprueba las credenciales. Cuando eres seguro de que has encontrado un abogado con el que te sientes cómodo, solo queda una cosa por hacer antes de firmar un contrato de servicios. Ponte en contacto con la barra de tu estado para averiguar si tu abogado tiene licencia y está en buena situación, y si él o ella alguna vez ha estado sujeto a una acción disciplinaria.

Conclusión sobre cómo seleccionar un abogado de inmigración:

  • Asegúrate de que el abogado es miembro de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).
  • Averigua cuántos años el abogado ha estado practicando la ley de inmigración. Debes seleccionar un abogado con una experiencia considerable.
  • Pregunta al abogado con qué frecuencia maneja casos de inmigración. ¿Es su enfoque primario, o una pequeña parte de la práctica?

Ten cuidado con lo siguiente:

  • Encontrar consultores no abogados. Sólo los abogados o representantes acreditados de grupos sin fines de lucro pueden representarte y asistirte.
  • Cualquiera que prometa el éxito. Un buen abogado aumentará tus posibilidades de éxito y puede decirte que es muy probable que tu caso sea aprobado; Sin embargo, ten cuidado con el abogado que garantiza el éxito.
  • Cualquiera que afirme tener influencia especial. El INS evalúa cada caso por sus propios méritos. No se dará ninguna consideración especial a ninguna persona. Ten cuidado con cualquier persona que promete un tratamiento especial de un empleado del gobierno.