Abogados de Inmigración en New York

Tener un buen abogado para ayudarte a atravesar las complicadas leyes de inmigración es muy importante si deseas quedarte legalmente en los Estados Unidos. La ley de inmigración es bastante compleja, y entenderla es casi imposible sin ayuda adecuada. También tienes que tener en cuenta que un pequeño error te puede retrasar mucho en lograr tus papeles de residencia. Si estas pensando en vivir y trabajar en los EE.UU. elige un buen abogado de inmigración de New York de nuestro directorio y ahorrate problemas y costes adicionales.

Elige tu Ciudad :

¿Sabías que...?

La necesidad de contratar un abogado de inmigración depende de tu situación como inmigrante, tus razones para vivir en los EE.UU. y tu relación con las instituciones de inmigración. Si solo deseas visitar los Estados Unidos, puede que ni siquiera necesitas obtener una visa. Consulta un consulado o embajada de los Estados Unidos en tu país para determinar los requisitos de la visa.

Si vienes a los Estados Unidos como resultado de una oferta de trabajo de un empleador estadounidense, tu futuro empleador probablemente contratará a un abogado para hacer las preparaciones para que entres legalmente en el país, o usará a alguien de su personal especializado en procedimientos de inmigración.

En muchos casos, puedes consultar a un abogado porque estas abrumado o frustrado por el proceso de obtener la residencia o traer a un miembro de la familia a los Estados Unidos y no has podido obtener asistencia de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS). Si temes que existe algo que pueda prohibirte obtener una tarjeta verde o traer un miembro de la familia a los EE.UU., o si tú o un ser querido han sido contactados por el USCIS y amenazados con la deportación, vale la pena buscar el consejo de un abogado. En algunos casos, no obtener el consejo de un abogado podría significar la diferencia entre la residencia permanente y la deportación.

¿Cuándo contactar un Abogado de Inmigración?

Si alguna de las siguientes descripciones se aplica a tu situación, valdrá la pena buscar la asesoría legal de un abogado de inmigración:

Si has cometido un crimen o has sido condenado de algún crimen. La mayoría de los formularios del USCIS te preguntan si has cometido o has sido condenado por un crimen, y recuerda que te tomarán huellas dactilares si deseas inmigrar. Aunque no todos los crímenes crean una barrera para la inmigración, si haces declaraciones falsas en tus formularios de inmigración, corres el riesgo de ser deportado.

Si tus solicitudes anteriores han sido denegadas. Un abogado debe ser capaz de determinar cuál es el problema, y si se puede remediar.

Si has intentado completar el proceso por tu cuenta y simplemente no puedes averiguar qué hacer a continuación. El proceso de inmigración es notoriamente complicado, y muchas personas contratan abogados porque han alcanzado los límites de su paciencia. En muchos casos, es mejor contratar a un abogado en lugar de improvisar y causar retrasos innecesarios en tu proceso de inmigración.

Si has sido deportado u obligado a salir de los Estados Unidos. No todas las expulsiones de los Estados Unidos resultarán en barras permanentes a la inmigración.

Si tienes una enfermedad contagiosa. No todas las enfermedades impiden la inmigración.

Si has presentado tus formularios de inmigración y has estado esperando mocho tiempo para recibir una respuesta. En muchos casos, un buen abogado de inmigración conoce las maneras en que puede facilitar una determinación oportuna del estado de tu solicitud.

Si te divorciaste de tu primer cónyuge de los EE.UU. antes de que la condición fuera eliminada de tu residencia permanente y ahora estas tratando de ajustar el estatus basado en un matrimonio con otro ciudadano de los EE.UU. En muchos casos será difícil probar que tu primer matrimonio no fue una farsa.

Si estas inmigrando con tu familia y tienes un hijo que podría alcanzar la edad de 21 años antes de recibir su residencia permanente. Por ejemplo, si estas obteniendo una tarjeta verde por medio del empleo, tu cónyuge y tus hijos con menos de 21 años también serán elegibles para las tarjetas verdes. En tal caso, deberías contactar a un abogado para determinar el método adecuado de procesar tu papeleo.

Si estas obteniendo una visa o tarjeta verde basándote en una oferta de empleo, pero tu futuro empleador no se ha ofrecido a manejar el proceso de inmigración. El proceso de obtención de una visa o tarjeta verde en base de ofertas de empleo es complicado. El incumplimiento de los procedimientos correctamente puede ocasionar demoras prolongadas.